Ratio:  / 6
MaloBueno 

Desde hace ocho meses, junto a 200 familias pertenecientes al gremio Docente, buscamos una solución a un tema muy delicado en nuestra ciudad, que es dotar de infraestructura los terrenos de Barrancas del Río Pipo y un sector de Alakalufes II, en la ciudad de Ushuaia, Provincia de Tierra del Fuego.

Empezamos con un proyecto que consiste en el desarrollo de viviendas e invitamos al resto de los interesados en que esas zona tengan infraestructura y/o viviendas, a conformar juntos y articulados con los Estados Municipal y Provincial, un Fideicomiso de Urbanización Social, que “nos permita organizar” los aportes de fondos que hagan posible dotar de infraestructura la zona y construir, en los plazos más cortos posibles.

Cada mil familias que alquilan, a un promedio de 10 mil pesos, estamos pagando 10 millones de pesos por mes en una renta que generalmente no impacta en la inversión, ni en la mejora estructural de nuestros barrios, ciudades o provincia.

Sabemos que los recursos municipales no permiten solventar esos gastos si se pretende que la infraestructura alcance a todos los barrios que la necesitan, y por eso estamos interesados en que el Municipio, la Provincia y los Organismos de Planificación y Gestión, planifiquen, articulen el financiamiento y generen el ordenamiento urbano indispensable, pero dejamos en claro que nos parece que lo apropiado es que seamos nosotros mismos los que aportemos los recursos necesarios para afrontar su pago.

Desde nuestra perspectiva de trabajadores agremiados, lo justo no es priorizar a unos trabajadores sobre otros, sino que armemos un buen plan que alcance a todos. No queremos disputar partidas presupuestarias con el resto de los gremios, barrios u organizaciones, sino que consideramos que los recursos que la ciudad o provincia puedan disponer, deben ser ocupados en las obras que favorecen estratégicamente al conjunto de la población o en sostener a las familias que por algún motivo en particular, realmente lo necesiten.

Este sábado 31 de Octubre, en base a un proyecto que elaboramos durante el pasado semestre junto al staff de Tecnopolitica, una red de profesionales con experiencia académica y práctica multidisciplinaria, los docentes nos juntamos y definimos que empezando por estas 200 unidades, trabajaremos para que todos puedan comprarse su casa propia.

Realizamos en forma conjunta un proyecto evolutivo, en donde las familias reciban un Loft a subdividir, en edificios que estarán preparados para recibir mayor confort en el futuro, para lo que reglamentamos modelos de consorcio, de expensas ordinarias y extraordinarias, y prevemos los costos de la infraestructura.

Cada familia seguiría pagando 10.000 pesos mensuales, pero en este caso será para que al cabo de un plazo no mayor a 7 años, sean propietarios.

Hemos tenido reuniones muy promisorias, en Ushuaia y Buenos Aires, con el Sr. Intendente electo y su equipo, respecto del financiamiento específico de las obras que todos necesitamos. Y el resultado es que a partir de nuestro compromiso de pago por descuento de Haberes y la garantía del sindicato, dinero disponible para financiar esto hay. No en las arcas municipales sino en el Mercado Nacional de Capitales.

Esta provincia sabe que gran parte de sus ingresos vienen de que en el Mercado se financian los electrodomésticos que nuestro pueblo y empresas producen y fuimos a buscar lo mismo para la infraestructura.

Somos trabajadores y nuestro problema no es pagar nuestra casa ni la llegada de los servicios. Justamente nuestra preocupación es que esas definiciones no son ni personales, ni familiares, ni gremiales, sino que son del conjunto de la población y articuladas por el Estado Local.

Queremos poner electricidad, agua potable y cloacas, gas y de ser posible mejorar las calles en un plazo medio, y creemos que nuestra propuesta de juntarnos, dejar de lado discusiones menores y poner a foco los intereses comunes, es el camino que nos debemos todos.

Invitamos al resto de las organizaciones representantes de los trabajadores a sumarse a la mesa que ya pusimos en funcionamiento con el Municipio y donde tenemos reales expectativas de interactuar con el Estado Provincial en satisfacer una necesidad de todos.

Si el ANSES, el Banco Nación o cualquier fondo estatal puede participar del fondeo, mejor, pero sinó, estamos dispuestos a que el mismo formato que financia un horno a Microondas financie nuestra red de gas, de cloacas, de electricidad y un techo propio.

Horacio G. Catena.
Secretario General
SUTEF / CTA Tierra del Fuego.